La industria forestal busca ampliar superficie y exportaciones
9 agosto, 2022
Fertilizantes: el verso de los “precios internacionales”
10 agosto, 2022
ver todo

El gobernador Sergio Ziliotto dio a conocer que adelante una acción judicial para que se cumpla el fallo que prevé un caudal mínimo permanente del río Atuel de 3,2 m3/s en el límite entre Mendoza y La Pampa.

Redacción

Según informó el Gobierno Provincial, la delegación pampeana que integra la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior -CIAI- , sugirió al mandatario pampeano que solicite una audiencia entre las partes, en los estrados de la Corte Suprema, para que «resuelva sin demoras» determine el cumplimiento de su propio fallo. El máximo Tribunal, hace cinco meses interpuso una cautelar ambiental, requiriendo la entrega inmediata del caudal mínimo establecido de 3,2 metros cúbicos por segundo.

De esta manera, el Gobernador pampeano tomó la decisión de interponer una nueva acción, con “el objetivo es complementar y fortalecer la cautelar ambiental presentada el 22 de marzo de este año». se indicó oficialmente. El pedido de audiencia se funda, entre otros argumentos, en lo expuesto por el último informe de la CIAI en el que la situación «no resiste más dilaciones» y destaca que el Gobierno de La Pampa «ha agotado todos los elementos extrajudiciales, administrativos y judiciales», en procura de salvaguardar el medio ambiente en la vasta zona de la provincia afectada por el corte arbitrario del río Atuel.

Un poco de historia

El 11 de diciembre de 2017 la Corte Suprema de Justicia ordenó a las partes que fijaran un caudal hídrico apto en el plazo de treinta días para la recomposición del ecosistema afectado en el noroeste de la Provincia de La Pampa. Dio por acreditado «el estado de severa restricción de agua y desertificación que caracteriza la región pampeana en la Cuenca» y estableció la necesidad de fijar un caudal hídrico apto para la recomposición del ecosistema afectado en el noroeste de la Provincia de La Pampa.

Al finalizar los plazos fijados, sin haber arribado a un acuerdo, se presentaron informes ante la Corte que volvió a pronunciarse con fecha 22 de mayo de 2018, otorgando un nuevo plazo de negociación, el cual tuvo igual resultado negativo y llevó a la presentación de un nuevo informe. El 16 de julio de 2020 la Corte emitió una sentencia en la que ordenó «fijar como meta interina un caudal mínimo permanente del río Atuel de 3,2 m3/s en el límite interprovincial entre La Pampa y Mendoza (art. 40, ley 25.675). Ordenar a las provincias involucradas que, junto con el Estado Nacional, determinen en la órbita de la C.I.A.I. las acciones u obras de infraestructura necesarias para alcanzar el caudal mínimo permanente fijado».

En el mismo fallo dejaron sentado que «en el caso de no alcanzarse ninguna solución acordada por las tres jurisdicciones (La Pampa, Mendoza y Nación), esta Corte definirá el curso de acción a seguir» e instó a La Pampa y Mendoza «al fortalecimiento institucional del organismo de cuenca», integrando además por el al Estado Nacional.

Ante la ausencia de resultados concretos, el 16 de marzo del corriente año, se presentó ante la Corte una medida cautelar ambiental solicitando que se resuelva respecto de la ejecución inmediata del caudal hídrico mínimo y permanente fijado como meta interina. Por último, y ante la falta de cualquier tipo de respuestas a las demandas de La Pampa, ahora se solicita una audiencia entre las provincias de La Pampa, Mendoza y el Estado Nacional, para «resolver y arbitrar de manera directa e inmediata los medios para cumplimentar lo ordenado».

Desde algunos de los sectores de la sociedad pampeana, movilizados por la recuperación del Atuel, afirman que el caudal concedido por la Corte no es suficiente, pero que mientras “el río no corra el desierto sigue agravando su condición ambiental».

Asimismo también existen estudios vinculados al cauce del sistema de ríos Desaguadero – Salado – Chadileuvú – Curacó, que también se está viendo severamente afectado por el manejo aguas arriba por parte de la provincia de Mendoza.

«Día de la lucha por el río Atuel»

El 8 de agosto se conmemora esa fecha porque según se cuenta, hace 75 años atrás, un operador radiotelegrafista llamado Ángel Garay, que cumplía funciones como encargado del Destacamento Policial en el paraje Paso de los Algarrobos, le envió al entonces presidente de la Nación, Juan Domingo Perón, un telegrama describiendo las nefastas consecuencias sociales, productivas y ambientales derivadas del corte del río por parte de las autoridades mendocinas, que ya venían sucediéndose desde hacia un par de décadas.

El caso del río Atuel es uno de los tantos ejemplos paradigmáticos que nos marcan a los argentinos el por qué de la necesidad de preservar las cuencas como patrimonio estratégico de la Nación, y no como meros cursos de agua que cualquier intendente o gobernador puede utilizar porque sí para su propio antojo y provecho.

Fuente: Gobierno de La Pampa / El Diario de La Pampa

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.