Más de 260 millones de personas padecen hambre en América Latina

Xiomara Castro inaugura una nueva era
29 noviembre, 2021
Desde el Gobierno Nacional se impulsaría el gasoducto Vaca Muerta – Buenos Aires
1 diciembre, 2021
ver todo

Más de 260 millones de personas padecen hambre en América Latina

Un informe de Naciones Unidas publicado el pasado martes asegura que cerca del 40% de la población del continente vive en situación de hambre o subalimentación. La situación se habría agravado desde 2014 a diciembre de 2020, donde la cantidad se incrementó en 93 millones de personas.

Redacción

Según autoridades de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Programa Mundial de Alimentos y Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), 297 millones de personas “experimentaron inseguridad alimentaria moderada o grave en 2020”. Cifra que significan 60 millones más que en 2019, y casi 250 millones de personas más respecto de 2014.

La entidad internacional asume que “América Latina y el Caribe enfrentan una situación crítica en términos de su seguridad alimentaria”. Asimismo, el informe manifiesta que paralelamente ascienden los casos de sobrepeso y obesidad en la región derivados de la malnutrición. Casi 110 millones de adultos padecen tales condiciones; la cuarta parte de dicho segmento etario en América Latina y el Caribe.

Los números del sobrepeso infantil también alcanzan condiciones alarmantes: América del Sur muestra la mayor prevalencia de sobrepeso en niños y niñas con 8,2%, seguida por el Caribe con 6,6% y América Central con 6,3%. Tales porcentajes se traducen en una cantidad cercana alos 4 millones de chicos.

El informe no es concluyente respecto de las causas de tamaño ascenso de las condiciones de miseria en el continente. Sólo menciona que los guarismos se agravaron durante el 2020 a causa de la retracción de la actividad económica durante los meses más álgidos de la pandemia.

Sin embargo, el eje temporal arroja otros fenómenos para el hambre del continente: la recuparación económica de la que habría gozado la región gracias a la suba exponencial del precio internacional de los productos primarios durante la primera década del corriente siglo, no se tradujo en mejoras en las condiciones industriales, sanitarias y mucho menos alimentarias para los países de éste lado del mundo.

La permanente ampliación de las fronteras agrícolas y de los proyectos extractivistas de materias primas a gran escala, son exportados al mundo sin valor agregado industrial. Los Estados Nacionales de la región ofician de recaudadores de regalías y derechos de exportación, conformando el primer eslabón de la factoría mundial de productos alimenticios e industriales. El hambre y la subalimentación que afecta a más del 60% de la población Americana, en este contexto, no es una mera consecuencia de un modelo económico, es un crimen de lesa humanidad.

Fuente: Nodal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.