Nadia Conducción
24 noviembre, 2022
La Rioja incrementa su sector textil
25 noviembre, 2022
ver todo

El precio de los combustibles y los subsidios estatales es el motivo principal que motivó la huelga. Los supermercadistas ya se quejan por el desabastecimiento de algunas regiones del país, a causa de los inconvenientes logísticos. El Gobierno amenaza con aplicar la Ley de Seguridad interior y comenzó con las querellas.

Redacción

Similar a lo acontecido meses atrás, el paro del transporte carretero en Chile a causa del costo del combustible y la “falta de seguridad”, tiene al país en vilo. Al punto que el Gobierno, invocó la Ley de Seguridad Interior para enfrentar la huelga.

La ministra del área, Carolina Tohá, confirmó que tomaron la decisión de imputar penalmente a los responsables de los bloqueos en varios puntos del país. Las autoridades chilenas alegan además que se hicieron esfuerzos adicionales para hallar soluciones junto a los huelguistas, pero no se avanza en el propósito, y que se están planteando nuevas demandas “totalmente desproporcionadas para la realidad del país”.

Ya durante la semana, su segundo, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, había anunciado el inicio de 27 querellas contra los transportistas movilizados. Además, el funcionario indicó que habían ordenado a Carabineros realizar el desalojo de cualquier movilización que impida el libre tránsito.

Según el Gobierno chileno, el costo fiscal que implica congelar el precio del diésel, es lo que motiva el conflicto. La protesta de los camioneros se ha centrado principalmente en el norte, donde gremios desestimaron la propuesta del Ejecutivo, que sí fue aceptada por organizaciones más grandes, y entre las cuales estaba el aumento de recursos para el mecanismo de estabilización de precios de los combustibles.

Una de las contrapartes del paro , está dada por los centros de abastecimiento de alimentos y los supermercados. De hecho, la Asociación de Supermercados de Chile manifestó en un comunicado, que comenzó a sufrir “dificultades logísticas que han alterado el normal abastecimiento de algunos de sus locales a lo largo del país”. Por su parte, el sindicato de los Alimentos y Bebidas (AB) señaló que el paro “está causando graves perjuicios en toda la cadena logística, afectando principalmente el normal abastecimiento de los hogares y los consumidores de Chile”.

Hasta ayer jueves, el paro decretado por camioneros de la Confederación Chilena Fuerza del Norte, estaba en su cuarto día pese a crecientes presiones del Gobierno del presidente Gabriel Boric. Con el propósito de finalizar el conflicto, las autoridades chilenas plantearon habilitar 12 zonas de descanso con medidas de seguridad, entre Santiago y Arica, así como aportar 1.500 millones de dólares al Mecanismo de Estabilización del Precio de los Combustibles (Mepco).
Los transportistas consideran que se puede buscar una solución más radical a los problemas planteados, afirmando que la movilización continuará hasta que se logren acuerdos definitivos.

Fuente: Al Mayadeen / Resumen Latinoamericano / Nodal

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.