“Recesión civilizada”
6 julio, 2022
¿Qué onda Batakis? Nada… coso…
6 julio, 2022
ver todo

Nos ganaron de mano y da gusto: veníamos siguiendo la actividad de los trabajadores que se encargan de realizar las tareas de carga, descarga y maniobras en los mercados concentradores o en los grandes centros comerciales. Asimismo, la parte que en el ámbito rural involucra a los estibadores. Sin embargo, el portal Internos, también se abocó a la tarea y publicó el siguiente trabajo que compartimos con los lectores seguidamente.
Redacción
En los mercados mayoristas hay dos grandes tipos de trabajadores: los que dependen de una firma o puesto y los changarines o trabajadores «libres». Estos últimos son quienes en general se encargan de las tareas de carga y descarga tanto en formato de cuadrillas para las empresas operadoras o de manera individual cuando le prestan su fuerza de trabajo a los compradores durante la jornada de venta. Además estos últimos no están en ningún caso formalizados y por ende no tienen paritarias nacionales que regulen su actividad.
El primer grupo, los que si están en relación de dependencia con los operadores (amén de si estén registrados o no) están sindicalizados aunque depende la provincia y el Mercado responderán a uno u otro gremio.
En la actualidad, tres son los gremios que se disputan la actividad: El Sindicato de la Industria del Hielo y los Mercados Particulares (STIHMPRA) conducido actualmente por Claudio Burgos; el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) con (al menos hasta el 8 de julio) Armando Cavalieri en el secretariado general y la Unión de Trabajadores de Carga y Descarga de la Republica Argentina (UTCYDRA) conducida desde 2012 por Daniel Vila.
En el cuadro siguiente podrán ver una escala comparativa al mes de junio 2022, respetando las categorías establecidas para cada gremio. A la fecha los trabajadores mejor pagos son los encuadrados en STHIMPRA. Si bien los tres sindicatos no tienen las mismas categorias, a fines comparativos podemos tomar el básico de la categoría base para los obreros:

Un trabajador agremiado en STHIMPRA percibe a fecha de hoy $114.756 como básico, mientras que los de Comercio están apenas por debajo para la categoría similar en $102.882. Los trabajadores representados por Vila, salen perdiendo ya que su escala comienza para la misma fecha en $101.891 pesos.
No es menor tener en cuenta la fecha de los distintos acuerdos. Para Comercio, la homologación del acuerdo entre FAECyS y las cámaras empresarias (CAC, CAME y UDECA), se dió en mayo impactando en los salarios desde abril de 2022 hasta marzo de 2023. El aumento total será del 59,5% sobre los salarios básicos de abril de 2022, a pagar en siete tramos: 6% en abril, 6% en mayo, 6% en junio, 10% en agosto, 10% en septiembre, 11% en noviembre, 10,5% en enero de 2023.
Para el caso del gremio conducido por Daniel Vila, la paritaria de revisión anual está prevista para agosto 2022, mientras que lo actual es parte de un acuerdo de actualización y revisión del mes de abril prevista ya en el último acuerdo correspondiente a la Paritaria Salarial del 2021.
Para el caso de STIHMPRA que había firmado en marzo un complemento del acuerdo 2021, el acuerdo anual para este año acaba de ser celebrado con la Fenaomfra, cerrando el total anual en un 65% en cinco instancias de recomposición salarial retroactivo a mayo 2022 y hasta abril 2023. De esta manera, el salario básico de un obrero/a ascenderá de $97.251 a $160.464 entre abril de 2022 y el mismo mes del año siguiente.
Tal como lo señala el ranking elaborado por el Cronista, la tendencia indica que los sindicatos que cerraron cerca de junio marcaron mejores paritarias que quienes lo hicieron a principio de año.
Por caso, La Federación Trabajadores de Industrias de la Alimentación (Ftia) y la cámara empresarial de la actividad pactaron una recomposición salarial del 59 por ciento para 2022 en cuatro tramos mientras que los Trabajadores de la Carne y Afines de la Argentina (Festicara) acordaron con las cámaras patronales un incremento del 50% y 55% para la rama «carne roja» por 10 meses respectivamente. La recomposición de los haberes para la actividad comprende el período abril 2022-marzo 2023. La rama de Avícolas consiguió acordar en paritarias con el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) una mejora salarial total anual para el sector del 57,53 por ciento.
Por su parte, la semana pasada, se estableció el aumento dado por la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA) para las remuneraciones mínimas de los trabajadores rurales (nucleados en UATRE) con un aumento del 15%, aunque en realidad es una recomposición del último tramo establecido por la Res.11/2022 . De esta manera el jornal de un peón rural general arranca en 3.053,74 pesos, lo cual significa un salario mensual de $69.414 a partir del 1° de junio de 2022 hasta el 31 de julio de 2022. Asimismo, el salario para un peón especializado (como cultivo de arroz o peones de cabañas (bovinos y ovinos) se fijó en 71.400,94 pesos y el de Encargado en $89.046,58.
En todos lo casos, los trabajadores que desarrollan sus tareas en las provincias de Chubut, Tierra del Fuego y Santa Cruz percibirán un adicional del 20% sobre las remuneraciones mínimas de la categoría laboral que revistan.

Fuente: Revista Internos

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.