Gran Bretaña sumó a Israel en la invasión al Atlántico Sur
6 octubre, 2022
OPEP vuelve a fijar un criterio al precio del barril
7 octubre, 2022
ver todo

Diez empresas facturaron el equivalente a 7.390 millones de dólares en 20 días. El dólar soja fue una recomendación del establishment financiero internacional, que resultó exitosa para el establishment agropecuario internacional.

Redacción

Tras el balance realizado por el superministro casi presidente, Sergio Massa, sobre el resultado del Programa de Incremento Exportador, la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, dió a conocer las cifras de las mayores empresas beneficiarias del denominado “dólar soja”. Asimismo, varias entidades privadas reflejaron los datos en sus informes periódicos.

Según los datos oficiales, de las 13.300.000 toneladas liquidadas entre el 5 y el lunes 3 de octubre – plazo extendido por los términos de los contratos – el 91% de las mismas fue liquidado por 10 empresas. Dichas ventas sumaron U$S 8.120 millones de facturación, tanto en lo que respecta la exportación y a las transacciones de esa mercadería hacia el interior de la cadena (fletes intermedios, acopio, conservación, molienda, etc), cuyos resultados finales, el complejo sojero comercializa como poroto, harinas/pellets y aceite.

La medida gubernamental de establecer para la venta al exterior de estos productos, un tipo de cambio preferencial de 200 pesos por dólar con el objetivo de fortalecer las reservas del Banco Central, atrajo a esas más de 13 millones de toneladas que permanecían en los campos de las firmas monopólicas del complejo agropecuario, como forma de especulación/presión sobre las políticas gubernamentales.

Los resultados son más que elocuentes, y asimismo, se comprueba que la política pública impulsada por el superministro, fue funcional y beneficiosa para las firmas monopólicas y no para los medianos y pequeños productores agropecuarios – que vendieron sus cosechas en tiempo y forma. Por eso, el Gobierno lanzó la implementación de fondos financieros de apoyo para PYMES, pequeños productores y personas en situación de “vulnerabilidad”.

Se anunció que dichos fondos se integrarán con el “diferencial” recaudado entre el valor oficial del dólar y el valor sojero. Es decir, con el dólar soja el Gobierno juntó casi $ 443.000 millones. Si hubiera mantenido la política de dólar oficial – a $ 145 en lugar de $ 200- , la recaudación hubiese sido de algo más de 319.000 millones de pesos. Entonces, la suma que ira a financiar los fondos especiales, será de la diferencia entre ambas; o sea $ 123.500 millones aproximadamente. El resto irá a las reservas del Central.

El ranking

El cuadro precedente, realizado por la Bolsa de Rosario, coincide a grandes rasgos con los registros de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE), y está integrado por las firmas: Viterra (2.743.329 toneladas); Cargill (1.799.548 toneladas); Aceitera General Deheza (1.600.134 toneladas); Bunge (1.271.112 toneladas); LDC (1.248.250 toneladas); Molinos Agro (1.002.300 toneladas); COFCO (968.000 toneladas), ACA (597.8555 toneladas), Amaggi (519.500 toneladas) y ADM Agro (357.000 toneladas).

Todas las firmas o bien son subsidiarias de empresas multinacionales; o son firmas argentinas que ofician de “aliadas estratégicas” – subsidiarias indirectas -; o responden a las grandes asociaciones empresarias de los productores rurales.

La medida sólo sirvió para recaudar unos verdes, agrandando la brecha de concentración dentro del sector agrícola; y desconfigurando los precios internos de las distintas cadenas productivas y por ende de los alimentos.

El Gobierno Nacional está preocupadisimo por las consecuencias, habida cuenta que sólo nos quedan “tres empanadas…”.

Fuente: SAGyPN / BCR

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.