Un Plan Nacional de Producción Electrónica

¡Mala la inflación! ¡Mala!
19 marzo, 2022
Sin ofensa ni temor 15: Raúl Scalabrini Ortíz, el destructor de espejismos
20 marzo, 2022
ver todo

Compartimos un documento de Social 21, La Tendencia, donde se desarrolla la propuesta de poner en marcha el Plan Nacional de Producción Electrónica, que lleve adelante la sustitución de equipos y componentes importados, por equipos, computadoras y componentes de fabricación nacional.
Por Rodrigo Sebastián Márquez*
El PLAN NACIONAL DE PRODUCCIÓN ELECTRÓNICA deberá complementar al PLAN NACIONAL DE TELECOMUNICACIONES promovido por Decreto 1552/2010 el cual estableció la producción nacional y generación de empleo en el sector de las telecomunicaciones, siendo el principal desafío la interconexión autónoma y Estatal de la Red Federal de Fibra Óptica orientada a la vinculación entre las diferentes áreas de gobierno e instituciones estatales estratégicas, considerando el amplio parque informático existente.
En tal sentido, la sustitución de equipos y componentes importados por equipos, computadoras y componentes de fabricación nacional, exige que todo organismo de carácter público y/o estatal deba priorizar la adquisición de equipamientos nacionales o de aquellos con mayor cantidad de componentes nacionales o trabajo argentino, para tal fin, el PLAN NACIONAL DE PRODUCCIÓN ELECTRÓNICA contempla como eje estratégico el funcionamiento de plantas de producción y ensamblado de equipos que funcionarán en las escuelas técnicas que adhieran al formato escuela-fábrica, en centros de formación profesional o institutos de formación técnica y en todo predio de las universidades técnicas nacionales.
Debemos considerar que en la Argentina existen cerca de 160 escuelas técnicas cuya especialidad es la electrónica y la informática (13% del total) ubicadas mayormente en la provincia de Buenos Aires (27% del total de esc. electro). Para el caso que existan jurisdicciones que no cuenten con estas instituciones, será necesario construir una planta de ensamblado en los predios de los corralones municipales para la gradual sustitución de componentes.

La finalidad del plan contempla la fabricación autónoma gradual de componentes electrónicos, evitar la obsolescencia programada e instrumentar prácticas armoniosas con el medio ambiente, iniciando con una inversión en infraestructura y maquinaria cercana a los US$1.500 M, debiendo alcanzar en un plazo de ocho años la producción de 150 mil equipos. Esta dinámica permitirá que las áreas críticas del Estado, como son la Defensa y las Telecomunicaciones, cuenten gradualmente con componentes de calidad, sobre los cuales el Estado pueda tener el control total de la producción.
Además el sistema productivo contará con la investigación y desarrollo sobre los componentes importados a sustituir, valiéndose de la ingeniería de INVAP S.E. y CITEDEF, el desarrollo científico-tecnológico del instituto Balseiro y Conicet y el abastecimiento al polo tecnológico fueguino, el cual emplea actualmente a 8500 trabajadores directos.
Resta aclarar que, para equipos llave en mano, o con limitaciones de licencias o patentes, como son los equipos médicos y científicos, se destinarán fondos para el desarrollo de las disciplinas de ingeniería inversa en las facultades de ingeniería. Además, el desarrollo de estas industrias fomentará la producción del software nacional para sistemas embebidos.

* ATE CONICET – Social 21, La Tendencia

Artículo Extraído del Documento Bases del Plan Nacional de Gobierno de Social 21, La Tendencia (Año II N° 4 20 de febrero de 2022). Sección: Planes Productivos.

Ver más, aquí.

Fuente: Social 21, La Tendencia

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.