Algunos números del fin de campaña del girasol argentino

Manda el dinero: Estados Unidos, Rusia, Alemania, Venezuela, el petróleo y el gas
28 abril, 2022
Salta: minería, consorcios propietarios y zonas francas
28 abril, 2022
ver todo

Algunos números del fin de campaña del girasol argentino

Tras la finalización de la cosecha de girasol en Argentina, se conocieron una parte delos resultados generales, acontecimientos extraordinarios durante la campaña y la prospección para el 2023 además de la concreción de nuevos negocios para el próximo año.
Redacción
La situación internacional acompaña a la oleaginosa Argentina. Con Ucrania y Rusia prácticamente fuera del mercado, la prospección hacia la campaña 2022/2023 es prometedora. De hecho, se informó días atrás, que se han concretado negocios en forma inédita: desde el Ministerio de Agricultura se informó que se han confirmado embarques de 18.000 y 10.000 toneladas de aceite y pellets de girasol para ser exportados en enero de 2023, pero provenientes del cultivo que recién será sembrado en agosto del corriente año. Es de esperarse que no sean los únicos contratos que se firmen, y que también de prospecten mayor cantidad de hectáreas sembradas con dicho cultivo de cara al próximo año.
Respecto de los datos de la reciente cosecha, las cifras son aproximadamente las siguientes: se obtuvieron 3.340.000 toneladas, rindes nacionales promedio de 20,7 qq/ha y 1.650.000 de hectáreas sembradas.

La verdadera curiosidad de la campaña fueron los precios. Los primeros negocios se habían concretado en un promedio de 400 dólares la tonelada. Sin embargo, luego del estallido del conflicto ruso-ucraniano, los los valores oscilaron entre los 550 y 800 U$S/tn. Respecto de los subproductos, la disponibilidad para exportación se registró en 647.491 toneladas de aceite, y de 645.787 de pellets.
En cuanto al fideicomiso que tiene por objeto “descalzar” los precios internacionales del mercado interno, dados los valores de referencia de la cadena local que rondan los U$S 700 por tonelada, los precios indefectiblemente terminaron trasladándose hacia los consumidores finales de aceites y derivados.

Fuente: MAGyP / BCR

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.