Guerra, negocios, mentiras y promesas
19 abril, 2022
Guatepeor
19 abril, 2022
ver todo

Poco se habla de la producción equina, de la actividad hípica y de su exportación. Sin embargo es una actividad poderosa en el país, aunque su razón de ser, se ha apartado de lo ancestral y de las tareas rurales.
Redacción
El caballo ya dejo de ser el principal aliado del hombre en la tarea rural; hoy es más un objeto de culto, de comercio suntuario, símbolo de status, y producto que moviliza jugosos dividendos internacionales.
Una de las principales provincias donde la actividad tiene buen desarrollo es La Pampa. La promoción de la misma, favoreció a ciertas regiones del territorio pampeano para la cría de caballos de distintas actividades ecuestres, como los destinados al polo.
La industria hípica asociada a la actividad deportiva le aportó a los criadores de caballos un enorme espectro de negocios con resonancia mundial. La cría de ejemplares Sangre Pura de Carrera y Polo se se ha desarrollado de tal forma que nuestro país el tercer productor de caballos de carrera y el primer productor de caballos de polo del mundo.
La producción de equinos en La Pampa presenta ventajas competitivas respecto a otros provincias en cuestiones geográficas y sanitarias. Está a la saga de Buenos Aires – 621.564 cabezas, Santa Fe – 192.116 -, y Córdoba – 159.718 -, que concentran el 40% del rodeo nacional que supera las 2.430.000 cabezas. Sin embargo, según los datos del último censo agropecuario y del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, los Establecimientos Agropecuarios (EAPS) con equinos en la provincia de La Pampa reúnen un rodeo de 81.895 cabezas; y conformado por un 43% de yeguas, 38% de caballos y 14,5% de potrillos y potrillas donde su alimentación es a pastoreo directo. El resto de los animales, 3.290 son burros y mulas.
Según el SENASA, usualmente, los establecimientos o lugares con equinos son aquellos dedicados a cualquier tipo de explotación agropecuaria en el cual existe ganado caballar con cualquier finalidad, incluidos los mansos para andar y de tiro. Sin embargo, las de mayor “valor agregado” son las las Cabañas o Haras que son aquellas áreas dedicadas especialmente a la explotación y tenencia de reproductores de alto valor genético y puros de pedigree.
La Pampa cuenta además de hipódromos y varios clubes hípicos dedicados al alojamiento, alimentación y entrenamiento (actividad catalogada como estabulación); y/o actividades donde el caballo es protagonista: paseos, cabalgatas o equinoterapia. En cuanto a los deportes hípicos como carreras, saltos variados, adiestramiento, prueba completa y otras junto a los más conocidos (clubes de campo de polo o pato, stud o caballerizas) también se desarrollan en la provincia.
Lo significativo se encuentra en la actividad comercial. Se destaca por la exportación de caballos de la raza Polo Argentino. Los destinos que se ven en la última década, con la exportación hacia la Unión Europea ya sea a Gran Bretaña, Francia, España, Holanda y Alemania aunque también se venden a EE.UU., Qatar y a Chile.
Asimismo, a pesar de que en la Argentina no se consume carne equina, nuestro país se encuentra entre los principales países exportadores mundiales en la materia, siendo la Unión Europea el mercado por excelencia. La faena está permitida desde que en 1998, Carlos Menem derogara mediante el Decreto 974/98 la legislación que la prohibía y que databa desde los últimos meses del gobierno de Juan Perón en 1974.
A partir de allí, un nuevos espectro se abrió para la actividad. En 2021, Argentina exporto 17.000 toneladas de animales vivos, material genético, carnes, cueros y derivados, por un total de 69,7 millones de dólares. Los principales compradores de carne equina son Bélgica y Rusia. En cuanto a a animales vivos, el grueso de las exportaciones están dirigidas a Estados Unidos y Reino Unido, donde los ejemplares son destinados al turf, polo y salto hípico. Los reproductores, son vendidos principalmente a Brasil, Uruguay y Estados Unidos.
Para cerrar, como dato significativo y preocupante, es que en los registros de exportaciones y la información publicada por INDEC, figuran como “Confidencial” más de la cuarta parte de las ventas internacionales en el rubro. Es decir, algo más de 4.240 toneladas, comercializadas a 17,2 millones de dólares.
Esperemos que el Gobierno sepa qué se incluye en esa categoría. La misma puebla todos los rubros e informes estadísticos.

Fuentes: MAGyPN / INDEC / SENASA

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.