Crece la influencia del feed-lot en La Pampa

Los imperdonables
7 junio, 2022
El espejo textil
7 junio, 2022
ver todo

Crece la influencia del feed-lot en La Pampa

De cada 100 animales faenados actualmente, solo 30 provienen de feedlots, el sistema continúa ganando espacio y en los últimos cinco años su número creció un 180%. Tal aumento responde al “fortalecimiento» del sector exportador.
Redacción
Es simple: el crecimiento del engorde en corral – o de los “encierros”, es producto de la expansión del negocio exportador: a la cuota Hilton y la demanda china, se les suman la Cuota 481 (Unión Europea) y la denominada “Cuota Estados Unidos” (que no contempla feed-lot, al igual que la Hilton) pero genera “nicho. El sistema de encierro, permite que el engrase sea más rápido, porque en 90 o 120 días el animal está listo para salir al mercado.
Toda esta danza obedece a un factor, aunque el sector – desligándose de responsabilidades – identifica dos. Un a importante porción de los ganaderos manifiesta que el consumo de carne se redujo en Argentina ( la última estimación apenas superaba los 46 kg por habitante al año, cuando tradicionalmente rondaba los 70/75 kg anuales) y que por tanto el excedente se ve favorecido por la demanda internacional y sus mejores precios.
No hay que ser un gran analista para saber que la proporción es inversa: las familias argentinas redujeron el consumo de carne porque no pueden pagarla, habida cuenta de que el mercado interno, los cortes no se diferencias demasiado de los precios del comercio exterior. Es más “a pesar del cepo a los siete cortes principales que afecta seriamente a los frigoríficos pampeanos”, resa la fuente mostrándose contraria a la raquítica política gubernamental se intentar mantener estables, saliendo del Conurbano bonaerense, es raro encontrar cortes con precios inferiores a los $ 700.
En este contexto, La Pampa sigue creciendo la producción de carne vacuna mediante sistemas de engorde a corral Según el registro provincial de establecimientos, durante la última campaña pasaron de 121 a 147 las hostelerías vacunas, con una producción de 220,8 mil cabezas. Se denomina “hotelerias» a los establecimientos engordan animales propios y de terceros, buscando intensificar la producción, aumentar el giro del rodeo, disminuir el costo financiero de la oferta de carne y aprovechar la explosión de la demanda mundial.
La alimentación a corral permite simplificar el manejo de la invernada en pastoreo, cuando hay baja producción de forraje para mantener altas cargas en primavera o lograr una mejor y más homogénea terminación de animales en la invernada tradicional. Si bien se trata de establecimientos chicos comparados con Buenos Aires, el crecimiento se ha agilizado porque la dieta basada en ensilaje de maíz, suplementada con proteína y energía, aporta diferencias en la ganancia diaria de peso vivo, conversión, engrasamiento, costo de alimentación y composición química de la carne.
La expansión del engorde a corral en La Pampa es lenta pero segura. La ventaja del silaje de maíz es su alto nivel de producción por hectárea, razón más que suficiente para justificar el crecimiento del sistema, a pesar del encarecimiento del cereal dada su cotización internacional; y sin olvidar que aún el 80% de los animales que van a mercados concentradores y/o frigoríficos, provienen de una alimentación con engorde a pasto.
Sin embargo, el avance de la metodología posee resultados a la vista: un destete precoz del 64%, índice de extracción de carnes del 26% con una faena de casi el 70% de los animales (casi 950 mil cabezas), un 64,24% de terneros , con una relación toro/vientre de casi el 4%. Asimismo, la distribución espacial de los feedlots está muy diversificada: el departamento Maracó cuenta con con 38; seguido por Quemu Quemu con 25; Utracán con 24; y Toay con 19. Asimismo, hay cuatro departamentos con 10 establecimientos en cada uno: Chapaleufú, Conhelo, Catriló y Trenel. El registro de establecimientos alcanza a 130 establecimientos con más de 182.500 animales.
En La Pampa la mayoría se mantiene como antaño: carne a pasto más suplementación y carne por engorde a corral. Ambos modelos en función de las “exigencias” del mercado y características propias de las explotaciones ganaderas.
Para sus cultores, “el avance feedlotero resulta imparable, porque las empresas necesitan aumentar la eficiencia y obtener mejor nivel de rentabilidad”. Para el pueblo significa que el camino hacia un corte a precios coherentes con el nivel general de ingresos, está plagado de acuerdos de cuotas de exportación.

Fuente: La Arena

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.