Destacan la producción de mijo ante la coyuntura climática

Sigue la media res hasta el 15 de enero
1 noviembre, 2022
Gambeta endiablada de Ávila para el gol inglés
1 noviembre, 2022
ver todo

Destacan la producción de mijo ante la coyuntura climática

Entendido como un cereal menor, el mijo puede contribuir al desarrollo agropecuario cuya siembra se destine a la industria de la carne. Posee precios similares al trigo, y por sus características, aguanta mejor la sequía.

Redacción

Tomado en cuenta una serie de ventajas comparativas desde el punto de vista productivo y económico, ingenieros agrónomos argentinos, promueven la producción de mijo tanto para forraje como para obtención de granos. Según la información disponible y las recomendaciones realizadas por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), es un cereal con buena adaptabilidad a climas secos, lo que significa seguridad a la hora de producción de grano y forraje.

Atentos a esas características y teniendo en cuenta el contexto de sequías, los ingenieros revelan que, cuando el cultivo está granado – en grano lechoso o pastoso -, es el momento ideal para levantarlo; más aún si su destino está dirigido a conformar rollos para forraje. Según especialistas, el mijo en este estadio puede arrimar al productor ganadero cualidades de engorde de hasta 800 gramos diarios en aumento de peso vivo.

El INTA tiene desarrollada una variedad del mijo que sirve a los fines denominada “mijo Manfredi Xanaes INTA». Variedad de grano amarillo que se adapta tanto para el pastoreo, como para la cosecha de grano. Según el ingeniero Mariano Fava, la época de siembra indicada para la pampa semi árida – Patagonia Norte, La Pampa, Santiago del Estero por nombrar algunas regiones – es durante la ventana que va desde noviembre has mediados de diciembre; y es un cultivo que en 70 días está listo para ser pastoreado; o se puede esperar a los 100 días para obtenerlo como grano.

En cuanto a la utilización del grano para la dieta animal, el mijo es una opción viable para bovinos, ovinos y aves de corral dado que presenta un desempeño similar a la alimentación en base a sorgo o maíz. Para bovinos de invernada, el mijo puede reemplazar hasta la mitad de la dosis al maíz, siempre y cuando esté molido. Teniendo en cuenta que el precio de este cereal es equivalente al del trigo, puede significar una forma de reducción de costos para el sector ganadero y de producción aviar.

Por otra parte, requiere menos agua que el trigo para producir. Según se especifica, mientras el mijo precisa 270 litros por kilo de materia seca obtenida, el trigo necesita el casi el doble. Asimismo, no requiere alta carga de fertilización adicional, pero es conveniente establece la vigilancia durante los primeros 20 días después de sembrado, que es un cereal de crecimiento lento y puede ser afectado por hierbas competidoras (llamadas comúnmente “malezas”), como también las plagas (sea oruga o tucura).

¿Por qué es importante traer a la mesa a cereales como el mijo? Porque en un contexto de dificultades para la producción agropecuaria tanto por el factor climático, como por los condicionantes externos que dificultan el desarrollo agropecuario nacional de tipo industrial-terminal y que la cadena culmine en el desarrollo de la cadena de la alimentación, este cereal es una buena opción para fortalecer y diversificar una matriz agropecuaria que lentamente se conduce al monocultivo, alternando buenas y malas según los designios de turno del mercado mundial.

En criollo, puede servir a una estrategia nacional de desarrollo agropecuario. Es decisión política nomás. Ya lo saben.

Fuente: INTA / El Diario de La Pampa

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.