El hidrógeno verde australiano tiene licencia política

No hay 4 sin 1, 2 y 3
2 mayo, 2022
Control, espionaje y ciberguerra
3 mayo, 2022
ver todo

El hidrógeno verde australiano tiene licencia política

Diez días atrás, se sancionaron las leyes provinciales que autorizan el proyecto y la promoción de la Zona Franca en Sierra Grande. Los relevamientos ya comenzaron en las 625 mil hectáreas puestas a disposición para Fortescue.
Redacción
Tras la aprobación en forma unánime por parte de la Legislatura de Río Negro, el proyecto de la instalación de la central de producción de “hidrógeno verde” impulsado por la firma australiana Fortescue va cobrando forma definitiva.
Una de las aristas de la ley provincial es el aval para iniciar el proceso licitatorio para la instalación de parques eólicos que estarían destinados a generar la energía necesaria para que la central de productora de hidrógeno pueda funcionar. Así, el llamado a licitación pública para concesionar el uso de tierra fiscales a Fortescue incluye 625.000 hectáreas e implicarían inversiones cercanas a los 8.500 millones de dólares. Como parte del mismo “paquete” de leyes, se dió forma al impulso de conformación del denominado “Ente de Promoción” de la Zona Franca de Sierra Grande, que exige la legislación nacional, pero que también forma parte de los contenidos de fondo para la concreción del proyecto.
El Secretario de Planificación y Desarrollo Sustentable de Río Negro, Daniel Sanguinetti, aseguró a medios provinciales que la iniciativa alcanzaría a 16.000 empleos una vez que la planta entre en producción. Sin embargo, el funcionario aclaró que en la primera etapa sólo se contratarán 2.500 empleos directos, habida cuenta de deben emplazarse los aerogeneradores y las construcciones necesarias.
Respecto de la sesión de tierras, Sanguinetti aseguró que la misma está orientada al emplazamiento de parques eólicos, pero explicó que “las tierras no se entregan a las empresa si no que es a modo superficiario”.
Según informó, la empresa Fortescue ya inició los estudios del vientos para la ubicación del parque eólico. Se están considerando 17 puntos dentro del área concesionada. Los estudios comprenden el ciclo completo de un año y luego se tomará la decisión de dónde se emplazarán los aerogeneradores.
El argumento de defensa es que de esta manera “se ponen en producción” tierras ociosas hasta el momento. Sin embargo, nada impedirá a los australianos disponer de una cantidad enorme de territorio para ocupar terreno y proyectar nuevos negocios. Tienen a disposición una vías de comunicación, dos puertos de aguas profundas, y una Zona Franca planificada a medida.
Es decir, es una historia que recién comienza y que atravesará las vidas de un par de generaciones de argentinos.

Fuente: Diario Río Negro

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.