El sector productivo correntino se organiza en reclamos y tareas de prevención

Dos pandulces: Consejo del Salario y la miseria planificada
23 noviembre, 2022
Una guerra, todas las guerras
24 noviembre, 2022
ver todo

El sector productivo correntino se organiza en reclamos y tareas de prevención

Distintos sectores productivos de la provincia de Corrientes comenzaron a manifestar inquietudes a partir de las sequías que se prolongan y los incendios que han comenzado. La actividad agropecuaria está en alerta dado el antecedente inmediato de los daños sufridos en el verano de 2022.

Redacción

Tras los incendios y sequía paralela sufridos por la provincia de Corrientes durante el verano de 2022, las entidades de propietarios de tierras de esa provincia, se manifestaron en alerta y se está organizando para el manejo y conservación del agua.

Según el diario El Litoral, tanto los productores como las asociaciones que los nuclean, vienen manifestando preocupación porque a raíz de la falta de precipitaciones, las pasturas no crecen y está perjudicando a los rodeos. Asimismo, hay producciones regionales que se han visto muy afectadas como el arroz.

Entre los reclamos del sector, se encuentran el mejoramiento de los caminos rurales y el desmalezamiento de banquinas que son los sectores más afectados y donde generalmente comienzan los incendios, según palabras de los representantes de los productores. De hecho, desde la Sociedad Rural informan que en Paso de los Libres, Tapebicuá, y Bella Vista se han manifestado pequeños focos a partir de la falta de agua.

Desde la administración provincial, el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, prorrogó mediante un Decreto del Ejecutivo, el estado de emergencia y/o desastre agropecuario por el término de seis meses a partir del 1 de julio de 2022. Según la norma, el Gobierno de Corrientes “continuará otorgando a los productores afectados que acrediten su condición mediante la presentación del Certificado de Emergencia Agropecuaria, con los siguientes beneficios: prórroga de vencimientos de impuestos y créditos provinciales, prórroga de vencimientos de créditos provinciales, asistencias dispuestas por el Ministerio de Producción con recursos disponibles de su partida presupuestaria y asistencia técnica y financiera”, tal lo consigna la fuente.

Tras los incendios del pasado verano, la Coordinadora de Entidades Productivas de Corrientes (CEP) reportó pérdidas económicas por un total de $82.159 millones para el campo, que involucraban a las principales cadenas productivas de la provincia como ser el arroz, citricultura, forestación, yerba mate, y ganadería.

Según la información provincial, se reportaron $30.478 millones, en pérdidas para el sector ganadero, por disminución de la producción, daños en la infraestructura y por mortalidad más elevada en el invierno. Corrientes posee 4.660.000 cabezas aproximadamente, el cuarto rodeo nacional después de Buenos Aires, Santa Fe, y Córdoba.

Según el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), hasta fines de febrero del 2022 se perdieron en total en la provincia de Corrientes 28.935 hectáreas del sector forestal. Las empresas del sector, informaron pérdidas por un total de $27.281 millones; lo que la erige como la segunda actividad más perjudicada, en una provincia que cuenta con 550 mil hectáreas de bosques implantados (70 % de pino y 30 % de eucaliptus), lo que la ubica como la primera provincia en superficie nacional.

Por último, el sector arrocero presentó pérdidas por $9.540 millones en total. La citricultura declaró un quebranto de $7.880 millones; y el sector yerbatero en Corrientes, anotó otros $6.980 millones en pérdidas. 

Fuentes: Gobierno de Corrientes / INTA / El Litoral

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.