Capullos en fuga…
19 septiembre, 2022
En Europa también se consigue
20 septiembre, 2022
ver todo

Con el acuerdo anunciado entre Syngenta y Bioceres, para la comercialización conjunta de semillas, tratamientos biológicos, y futuros desarrollos en la materia, se consolida la posición dominante del segmento semillero transnacional. Lo que viene será el intento de imposición de la denominada ley de semillas.

Redacción

Las empresas Syngenta y Bioceres anunciaron el pasado viernes, un acuerdo para la comercialización de productos y tratamientos biológicos; y para la investigación y desarrollo de más productos de este tipo de cara al mercado externo. El primer paso de la alianza implica que Syngenta Seedcare se convierta en distribuidor exclusivo de las innovaciones biológicas para semillas de Bioceres, a nivel mundial. Así la firma de origen suizo pero propiedad de capitales chinos, Syngenta Seedcare, se convertirá en la distribuidora exclusiva de comercialización del paquete tecnológico aplicado a semillas de Bioceres a nivel mundial.

Ambas empresas anunciaron que también avanzarán en la colaboración en investigación y desarrollo (I+D) a largo plazo, con el fin de “acelerar el registro mundial de los productos existentes y el desarrollo conjunto de nuevas soluciones biológicas”. Tanto Syngenta Seedcare como Bioceres podrán ampliar de esta manera, su cooperación en mercados clave como Brasil y China.

Se espera que el negocio del tratamiento biológico de semillas – o sea, propiciar la transgénesis – pase de genera un volumen de facturación U$S 600 millones en 2020 a U$S 1.600 millones en 2030. Según las empresas, el menor impacto ambiental que tendrían los alimentos producidos con semillas de este tipo, posee una creciente demanda en los mercados del mundo. Asimismo se marcha hacia un cambio en el paquete tecnológico: la sustitución de agroquímicos por los denominados “productos biológicos”; es decir inoculantes, los biocontroladores y los bioestimulantes basados en microorganismos, sus metabolitos, extractos de plantas y otros materiales naturales.

Fuente: Infocampo

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.