Tabaco, contrabando y concentración empresaria
1 marzo, 2022
Avanza la obra del gasoducto productivo riojano
2 marzo, 2022
ver todo

Leche concentrada

De acuerdo a un informe difundido por el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), los 500 tambos más grandes del país producen mayor cantidad de leche que los 5.000 más chicos. La estructura productiva de la Argentina profundiza su concentración en el eslabón inicial de la cadena.

Redacción

Según el informe, “los 500 tambos del estrato de más de 10.000 litros de producción diaria, que produjeron durante el mes de diciembre un promedio de 17.494 litros diarios, representan el 4,8% del total de tambos y aportan el 25,8% de la producción total”. Es decir, prácticamente el doble de la leche que aportan algo más de 4.900 establecimientos de menos de 2.000 litros diarios. Tal afirma OCLA: el 47 % de los tambos del país, aporta el 14% de la producción nacional.

El OCLA sostiene, y la estadística oficial no lo contradice, que en la última década los tambos chicos redujeron a la mitad su participación total, y los establecimientos de más de 10.000 litros diarios quintuplicaron su porcentaje de producción.

Los sectores vinculados a las grandes empresas lácteas responsabilizan de la desaparición d ellos pequeños productores, a las políticas aplicadas desde el Ejecutivo Nacional, habida cuenta de que estos no pueden acceder a los precios internacionales a partir de las restricciones impuestas a la exportación -vía retenciones o cupos. De allí, se excusan, que incluso en los estamentos concentrados de la cadena, la productividad anual no supere el 5% de incremento.

Por su parte, el Tablero de Comando Sectorial que publica el Ministerio de Agricultura, ganadería y Pesca de la Nación, indica que al 31 de diciembre de 2021, la producción de leche en el país fue de 1.046,8 millones de litros, cifra que representa un incremento del 3,4% contra igual mes de 2020. Sin embargo,

la caída del mercado interno de productos lácteos básicos como la leche fluida y la leche en polvo es imparable. Para el primer caso, la baja fue cercana al 10% anual para 2021. En cuanto a la leche en polvo, en el mismo período analizado, la merma en la comercialización dentro del país fue del 13%.

Mientras tanto, las empresas que concentran el sector son conocidas por todos. En primer lugar, Mastellone y su principal marca, La Serenísima concentran 3,5 millones de litros por día (12% de la producción total). En segundo lugar, la canadiense Saputo, y su marca insignia La Paulina, concentró el 11,8%. Tercero se encuentra el Grupo Williner, con la marca Ilolay acapara el 4% de la participación. Cuarto, la Familia Gagliardi con su firma Punta de Agua, con el 3,3%. Quinta, la suiza Nestlé con el 3% y 35 tambos en su poder.

Luego de ellas vienen otras multinacionales que además de los negocios en la cadena láctea están diversificados por otros sectores del agro, como ser las francesas Milkaut y Danone, y Adecoagro de la familia Bosch.

Los argumentos a favor o en contra de las políticas del Ejecutivo inundan el sector. Pero la clave del problema está en dos datos principales que ya fueron expuestos. En la última década, los pequeños tamberos se redujeron a la mitad; y en el último año, en el país el consumo de leche fluida se redujo un 10%.

No queda otra alternativa que el Estado Nacional intervenga en la cadena, ordenando el proceso de producción y la concurrencia de precios. Eso no se hace con fideicomisos o controles de góndolas. Se hace ejerciendo la actividad a favor de la alimentación y del trabajo argentino.

Fuentes: MAGyPN / OCLA

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.