Cítricos argentinos al sudeste asiático
15 noviembre, 2022
Formosa fomentará la rama forestal
16 noviembre, 2022
ver todo

México, el litio y las SAPEM

El presidente López Obrador realizó una serie de anuncios que hacen variar parte de la postura soberana de México respecto del litio en tanto recurso estratégico. América Central y del Sur se han perdido una oportunidad histórica de integrar verticalmente un ciclo, que redunde en recurso y potencia industrial para los países de nuestro continente.

Redacción

Meses atrás comentábamos la decisión soberana del Gobierno mexicano de nacionalizar el litio en tanto recurso estratégico de esa nación. Saludamos asimismo la creación de una empresa estatal para explotar el recurso y agregarle valor dentro de México, pues por ley está prohibida su exportación del codiciado mineral en bruto.

Claramente, es lo que desde las páginas de Chasqui federal pedimos para Argentina, que su gobierno nacionalice los recursos estratégicos. Además, con la creación de empresas estatales que establezcan el criterio de avance sobre la fase terminal de industrialización, se podrá planificar convenientemente toda la cadena de valor.

Sin embargo, México ha resuelto abrir el paquete accionario de la terminal estatal al capital privado, tomando un modelo que en Argentina tiene como ejemplo paradigmático a YPF y denominamos Sociedades Anónimas de Propiedad Estatal Mayoritaria (SAPEM). En criollo: el Estado es propietario del 51% de las acciones y los accionistas privados, del 49% restante.

¿Eso significa que México o López Obrador traicionaron sus principios? Es algo que ignoramos desde esta redacción. Sí podemos interpretar – dado que los antecedentes son supernumerarios -, que en esto del juego geopolítico y las presiones externas a las que los Estados Nacionales de América Central y del Sur están sometidos por sostener la desintegración continental que sólo juega en contra de si mismas, México haya tenido que ceder soberanía sobre el litio.

El presidente del hermano país, López Obrador, anunció los nuevos detalles que conforman el Plan Sonora. Éste impulsa el desarrollo y la implementación de las llamadas energías limpias, principalmente el litio. El mandatario anunció que el régimen de concesiones que se establecerá para las empresas privadas que pretendan explotar el recurso, deberán asociase al Estado mexicano; y que esta última será accionista mayoritario.

El Plan Sonora determina que el mineral de litio, sin salir de Sonora, deberá transformarse en baterías para automóviles eléctricos que se produzcan en Sonora. El mandatario informó que la convocatoria que lanzará su gobierno, será sólo para empresas automotrices de Estados Unidos y Canadá, a que se asocien ala empresa del Estado y establezcan sus plantas en la mencionada localidad.

El complemento del mencionado anuncio es la conclusión de la planta solar en Puerto Peñasco y la construcción de cinco plantas solares más a cargo de la Comisión Federal de Electricidad. Según López Obrador, espera que Estados Unidos asuma el compromiso de colaborar para que el financiamiento internacional de dichas plantas sea a tasas preferenciales porque se trata de energías limpias.

Más allá de que es posible que el mandatario mexicano deba esperar sentado; o que los yanquis le pongan mayores condicionamientos para realizar las inversiones, debemos decir que Argentina, Bolivia y Chile han perdido una posibilidad que tardará unos cuantos años en volver a repetirse: la posibilidad de integrar verticalmente a nivel americano el ciclo del litio.

Fuente: Gobierno de México / Diario la Jornada

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.