Porcinos, agregados comerciales y “jugadas maestras”

San Juan establece restricciones al consumo de gas
28 junio, 2022
El mundo gira en los fideos de la mamma…
28 junio, 2022
ver todo

Porcinos, agregados comerciales y “jugadas maestras”

Fernández anda con los muchachos del G7, pidiéndoles “el fin del proteccionismo”, mientras sus embajadores y agregados comerciales alientan el quebranto de la producción nacional. Hay gente que denomina eso como “jugadas maestras”. No queremos imaginar cómo son las “jugadas de principiantes”…
Redacción
Mientras el presidente Fernández participa como invitado de la cumbre del G7 y solicita la quita de aranceles proteccionistas para los productos con nulo o escaso valor agregado, el Argentina los productores porcinos se manifiestan a raíz del desbarajuste fiscal y el quebranto del comercio exterior.
Por un lado la Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP) – entidad centenaria que pronto pasará a convertirse en Federación Porcina Argentina, con mayor representatividad territorial y federal, se manifestó en torno a dos temas: el IVA y la importación.
Respecto del primero, si bien remarcan que el sector ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos 15 años, a partir de la baja paulatina del consumo de carne vacuna causada por los precios y el direccionamiento de dicha cadena al mercado externo, el sector porcino está teniendo una serie de desbarajustes en el marco del Impuesto al Valor Agregado (IVA).
Según el dirigente de la AAPP, se da una diferencia entre ventas y comparas que termina por “comerse” la rentabilidad. Explicó que a la actividad se le aplica un IVA Ventas que alcanza el 10,5% que debe abonar el productor. Sin embargo, ese productor si analiza el IVA que abona en materia de insumos, gastos y servicios, dicha composición del IVA oscila en un 17%. Es decir, en la composición de compromisos impositivos del productor, el IVA Compras supera al IVA ventas en un 7%.
El dirigente explicó que, a menos que la rentabilidad – sin contar los impuestos – superen el 20%, el productor paga más por el IVA que eroga en sus compras, que el que percibe por el IVA cuando vende. Para la AAPP, el desequilibrio se convierte en un sobrecosto impositivo “irrecuperable”, que dado su carácter regresivo, se acrecienta a medida que la rentabilidad desciende.
Este problema, se está notando en las últimas temporadas posteriores a la pandemia, debido a que la demanda mundial de carne de cerdo cayó fuertemente y generó un sobrestock en los países productores que apuntan al mercado internacional -como Brasil.
Entonces, mientras que en Argentina se hace cada vez más inaccesible en consumo de carne vacuna, la demanda de carne porcina aumenta. Por lo tanto el disponible para exportaciones se consume en el mercado interno favorecido por la restricción internacional. Sin embargo, el “costo de producción argentino” no varía.
Asimismo, se produjo un aumento exagerado en las importaciones de carne porcina, en especial desde Brasil que tiene sobrestock – esas estrategias maestras de los embajadores y agregados comerciales argentinos que no se comprenden -. Por lo tanto, las importaciones de cortes congelados de Brasil llegan a precios inferiores al costo de producción argentino.
Por lo tanto, el productor nacional, sigue perdiendo, y el que compra en el mostrador pierde más todavía.

Fuente: ABC Rural

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.