Sube el precio interno de la manzana: certificado de una actividad en peligro

El NOA y el poroto
5 septiembre, 2022
Un Fondo de Garantía provincial para la pequeña empresa
5 septiembre, 2022
ver todo

Sube el precio interno de la manzana: certificado de una actividad en peligro

El último informe publicado por el área estadística del Mercado Central, la región del Alto Valle de Río negro y Neuquén, exportó 22% entre los meses de enero y mayo. El dato, marca una tendencia que viene incrementándose desde mediado de la década anterior, y pone un signo de pregunta respecto del rol Estatal para esta tradicional economía regional.

Redacción

Según información oficial emanada del Mercado Central, el Alto Valle exportó un 22% menos de peras y manzanas en los primeros cinco meses del año, en parte gracias al conflicto en el este europeo. Rusia era el mayor comprador mundial de fruta valletana, pero desde el comienzo de la guerra tuvo dificultades para ingresar dichos productos a causa de las variaciones en el tipo de cambio, el bloqueo de los puertos y su penalización en el sistema SWIFT.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) afirmó que el gigante euroasiático recibió 30.768 toneladas de frutas en los primeros cinco meses de 2022, cuando en el mismo periodo del año pasado importó 59.228 toneladas de fruta patagónica. Así, en el acumulado de enero a mayo de este año el Alto Valle terminó exportando 206.291 toneladas de fruta, de las cuales 175.689 toneladas corresponden a peras y 30.602 a manzanas.

El año pasado se habían enviado 252.093 toneladas de fruta valletana al exterior en el mismo periodo. Las empresas trabajaron para conseguir nuevos mercados para la fruta que tenía destino a Rusia, ya que presenta una calidad algo inferior a la del mercado europeo.

Perú, Bolivia, Paraguay y México absorbieron parte de ese volumen exportable. Desde el sector consideran que la menor producción registrada este año evitó que se produzcan sobre stocks de mercadería. No obstante, la baja en la producción repercutió en los ingresos a Mercados Nacionales en donde hay poco stock.

Es decir, a la prospección disminuida que se había realizado para el abastecimiento del mercado interno, la baja en la producción conllevo a stocks menores a los esperados. Por tanto, y sólo durante la última semana el precio de la manzana se incrementó un 9% en zona metropolitana, debido a una merma del abastecimiento con lotes almacenados en frío.

Desde Alimentos Frescos Argentinos (ALFA) se informó asimismo, que la oferta se complemento con ejemplares almacenados en atmósfera controlada y el costo más elevado de esta técnica generó una mayor cotización para la especie, que cerró la semana en $185 al por mayor.

Fuente: Mercado Central / ALFA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.