Números parciales de la siembra de la fina
27 julio, 2022
Irán y Rusia crean alternativas bilaterales de comercio
28 julio, 2022
ver todo

La generación de escasez de alimentos y su remarcación, ya dejo de ser un fenómeno que sólo padecían las provincias, lejanas a los ojos y la repercusión mediática. Es probable que se tomen medidas desde el Gobierno Nacional, dado que la dinámica especulativa con la comida ya ha llegado a la zona de AMBA.
Redacción
Bajo el argumento de la inestabilidad cambiaria, las empresas de alimentos y de artículos de higiene y limpieza decidieron limitar la entrega de productos a las cadenas de hipermercados, y al comercio mayorista y de proximidad.
Según informaron desde asociaciones de pequeños supermercadistas y también desde la organización que nuclea a los comerciantes chinos, las empresas alimenticias implementaron en los últimos días la venta cuotificada de bienes de la canasta básica.
Dicha práctica que ya lleva casi una década de realización en las provincias y al punto que se ha naturalizado, comienza a observarse en los principales centros urbanos como Ciudad Autónoma de Buenos Aires, distritos del Conurbano bonaerense, Rosario, y en las ciudades de Córdoba y Mendoza.
Tal como informó la Federación de Supermercados Argentinos (FASA), la cuotificación alcanzó niveles elevados en productos tales como “harina, aceite, azúcar, cervezas, café, menor abastecimiento de las primeras marcas”. Además del sistema de “cuotas”, las alimenticias y demás mayoristas, “bajan” a los supermercados los productos con “remarcaciones de precios permanentes”; o instrumentan maniobras “para someter nuestra posición como pedidos (de los supermercados) que no son tomados y nos dejan sin mercadería”; explicaron los referentes de FASA.
La entidad aseguró que en las últimas dos semanas se registraron aumentos con un promedio de 10% en alimentos, artículos de limpieza y de perfumería, y algunos perecederos. Agregó que “otras categorías complicadas son el aceite, que no es de ahora, sino que las aceiteras están produciendo y entregando mucho menos de lo demandado, al 40% o 50% de nuestra necesidad”, consideró.
De esta manera, la generación de escasez de alimentos y su remarcación, ya dejo de ser un fenómeno que sólo padecían las provincias, lejanas a los ojos y la repercusión mediática.
Hasta el momento, desde el Gobierno Nacional, no se conoce ninguna consideración al respecto; aunque atento a que la dinámica ya ha llegado a la zona de AMBA es probable que tomen cartas en el asunto.
Por lo demás, desde esta redacción, sólo decir lo que venimos desarrollando desde hace años: algo tan importante como las cadenas y rutas de abastecimiento de alimentos, bienes e insumos básicos, no puede estar en manos de un puñado de empresas mayoristas. Es importante que la tan esperada medida de la creación de Mercados Abastecedores Regionales, deje de ser una amenaza: ahora es de urgente implementación.

Fuente: FASA / BAE Negocios

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.