Techint viene haciendo “capote” en las licitaciones por el “Néstor Kirchner”
26 julio, 2022
“Todo TLC trae dolores y heridas”
27 julio, 2022
ver todo

En forma breve compartimos un resumen de costos agropecuarios publicado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que no es santa de devoción de nadie y por tanto deben tomarse con pinzas. Nosotros los vamos a estudiar y comparar con nuestros números. Invitamos a Fernández a que también lo haga.
Redacción
La bajada es una chanza pero el título, no. Nos morimos por cabecear ese centro pero se lo dejamos al primer mandatario. Dudamos que los números que vamos a comentar a continuación sean “reales”. Sin embargo sirven de parámetro tanto para el que está familiarizado con la actividad como para el que no.
Estaría bueno, que desde el Estado Nacional se divulguen los estudios de costos que hacen los gabinetes de trabajo ministeriales . Si llega ser una tarea que nadie realiza como parte de la labor de Estado, la sugerencia mínima que hacemos desde este humilde portal, es que comiencen a laburar de una vez por todas. El mundo no se explica por la timba. Pasemos al informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).
Era esperable que el documento comenzara diciendo que los vaivenes de la cotización internacional de los distintos productos, afectados por los problemas climáticos y la guerra, impactara sobre la rentabilidad de los productores durante la pasada campaña 2021/2022; y se anticipara como compleja para la 2022/2023.
Así según la BCBA, el aumento en los gastos de comercialización, afectado por suba del precio de los fertilizantes, elevan el nivel de la inversión inicial; a lo que se suma, el incremento en los fletes. Para la Bolsa, las oleaginosas presentan mejores ecuaciones de costos en dólares respecto de la campaña anterior que los cereales. Por ejemplo, en lo que respecta a soja (U$S 377 a 479) y girasol (U$S 287 a 380).
Para los cereales, las subas han sido significativas, y donde según la entidad el trigo (+ soja de 2da), presentó una variación que fue de U$S 797 a 1.104; el maíz (U$S 636 a 927); la cebada forrajera de U$S 498 a 743; y finalmente el trigo sin rotación de U$S 460 a 675.
La BCBA atribuye tales aumentos, a los incrementos de fertilizantes y combustibles. Así, los precios en el mercado local de los principales insumos como PDA, urea y glifosato han aumentado en un 104% ,143% y 183% respectivamente.
Así, el total de los costos directos y gastos de comercialización para la producción agrícola registrarían los siguientes incrementos por hectárea implantada respecto a la campaña anterior:: cebada forrajera 49%; trigo 47%; maíz 46%; trigo (+soja 2da) 39%; girasol 32%; soja 27%.
Respecto de algunos de esos costos directos, la Bolsa afirma que los incrementos fueron de: 14% en
fitosanitarios; 30% en labores y servicios; y 90% en fertilizantes.
Por ejemplo, menciona que la denominada relación insumo/producto para 2022/2023 de una tonelada de urea implicaría aproximadamente 41,3 quintales (4.130 kg) de cereal y el año pasado requería 26 quintales (qq). En el mismo sentido, de los 35 qq que se requerían para una tonelada de fosfato diamónico, ahora se necesitarán 44 qq. Para los herbicidas la relación pasó de 3,1 qq por tonelada a 4 qq.

Fuente: Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA)

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.