Vaca que cambia querencia, se atrasa en la parición

Incluso entre las flores, hay que ser y parecer
10 octubre, 2022
Más blanqueos británicos para sus aliados en Malvinas
10 octubre, 2022
ver todo

Vaca que cambia querencia, se atrasa en la parición

El Fondo Monetario Internacional, luego de otra de sus revisiones trimestrales, hizo la vista gorda ante dos incumplimientos argentinos, que ya habían sido reportados por Economía en la gira de Massa. Pero, gestos son gestos; y el Gobierno los festeja como un logro algo no debería estar sucediendo.

Redacción

El directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó la segunda revisión de la Argentina y concedió dos “waivers” – exenciones; permisos “de onda” – al país. Uno de ellos por falta de datos al momento del análisis, y otro por las restricciones cambiarias vigentes, que están prohibidas en las actas constitutivas del organismo pero que son son “necesarias” en la actual situación macroeconómica del país.

Los liberales en Argentina, se han encargado que sea normal el disparate de que un tercero nos revise las cuentas cada tres meses, y nos aconseje con remedios que sólo empeoran nuestra situación. Sin embargo, no sólo que la situación es vista con una mueca de penosa cotidianidad, el show debe continuar.

Según se informó desde la cartera de Economía, el FMI alegó que una de las dispensas se debe a que aún no tenían consolidados los datos necesarios del mes de septiembre; por lo que no completaban solventemente el tercer trimestre. Sin embargo desde la cartera afirman que los técnicos del FMI “descuentan que se cumplió la meta”; revirtiendo la tendencia negativa hasta junio.

El otro “permiso” ante el incumplimiento, radicó en que las diferentes medidas de restricción cambiaria llevadas adelante por el Gobierno eran necesarias por la “exigencia de financiación obligatoria de las importaciones que, inicialmente, se impuso a algunos bienes específicos y, posteriormente, se extendió a todas las importaciones de bienes y servicios, así como de la ampliación de los requisitos generales de acceso al mercado de divisas”.

En criollo, los manejes para que los turistas que llegan a nuestro país accedan hasta determinado tope de dólares “informales”; y el decreto que estableció un tipo de cambio específico para las liquidaciones de exportaciones de soja (el famoso dólar soja).

Según la normativa del FMI, tomada por Argentina como la Tabla de los 10 Mandamientos, los países no pueden aplicar restricciones cambiarias. Según los especialistas en este tema, en los últimos años, el propio organismo revisó sus recomendaciones respecto de las restricciones a los flujos de capitales en países emergentes. Es decir, mientras no se vayan del Fondo, que los países vivan y dejen vivir. El show debe continuar.

El Fondo se acriolló, y dijo: “Vaca que cambia querencia / Se atrasa en la parición”.

Fuente: MEcoN

Invitame un café en cafecito.app

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.