El mito de la prosperidad minero-extractivista

Caros engordes
14 febrero, 2022
Plan Nuclear: Francia necesita luz
15 febrero, 2022
ver todo

El mito de la prosperidad minero-extractivista

El Centro de Estudios dependiente del Ministro Kulfas, publicó un informe donde ratifica y alienta, el rumbo adoptado por el Gobierno Nacional para el extractivismo minero.

Redacción

El Ministerio de Producción de la Nación, a través de un informe emanado por su propio centro de estudios, informó que la industria minera fue de las que mayor empleo generó desde el comienzo de la gestión de Alberto Fernández.

Según, Daniel Schteingart, Director del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI), “la minería tiene un gran potencial para crear puestos de trabajo formales y de altos salarios en regiones en donde al sector privado les cuesta mucho generarlos”. Agregó que la minería generó en 2019, 25 mil puestos formales de los cuales el 68% están vinculados a la explotación del oro y la plata, y el restante 32% a las demás actividades mineras.

El departamento de Iglesia, en San Juan, fue la región que más crecimiento alcanzó con un alza del 15,6%. Allí se se ubica la mina Veladero, donde trabajan cerca de 4.200 personas. También, en la provincia de San Juan, se menciona a Calingasta, con el 10,2% de los puestos de trabajo generados por la minería.

Otras localidades citadas en el informe son el Departamento Magallanes, en Santa Cruz, con un crecimiento del 13,6% producido por los sectores minería y construcción. En tanto, en Andalgalá, provincia de Catamarca, se destaca por el litio, el yacimiento Agua Rica, y donde el trabajo registrado creció una 7,9%.

Recordemos que el sector minero fue declarado esencial en abril de 2020, cuando el aislamiento de la pandemia, hizo una activación selectiva en el país que propició la consolidación de la propuesta masivamente exportadora que caracteriza al Gobierno de Fernández y de su Ministro Kulfas.

Los puestos de trabajo mencionados, participan de la actividad extractiva, no de su agregado de valor, y mucho menos, de la cadena industrial que la minería requiere para generar riqueza en cualquier país. Así, una vez que el mineral se termine, los trabajadores volverán a la calle.

Argentina no es un país minero, es un país con recursos minerales para abastecer su propia industria. Lamentablemente, desde aquí se exportan a precio vil y contra Declaracion Jurada. Es decir, la misma persona a la que hay que controlar, es la que realiza sus propia carta de exportación y liquidación de regalías.

La única manera que la industria nacional vuelva a pararse en Argentina, es dejar de exportar recursos minerales y energéticos. Ellos deben ser los insumos estratégicos, fundamentales, y suficientes, para el renacimiento de la fábrica argentina

Fuente: Ministerio de la Producción / Télam / Panorama Minero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.